Pedreguer aprueba los presupuestos municipales para 2021

29/12/2020

En la sesión ordinaria de este martes, 29 de diciembre, el Pleno del Ayuntamiento de Pedreguer ha aprobado las cuentas municipales para el ejercicio 2021, por octavo año consecutivo con remanente positivo, gracias a una gestión económica que ha permitido a la institución disponer de liquidez y pagar a los proveedores en menos de un mes. Por otra parte, la sesión sirvió también para aprobar por unanimidad exonerar a los negocios de hostelería de la tasa de ocupación de vía pública con mesas y sillas, modificar la ordenanza reguladora de la tasa por la utilización de las instalaciones deportivas y un convenio de colaboración con la Generalitat para la cesión de los derechos de tanteo y retracto.

Las cuentas propuestoas por el equipo de gobierno, que han salido adelante con el voto favorable de COMPROMÍs, y el voto en contra del resto de grupos, ascenderán a unos 8.850.000 €, tanto en gastos como en ingresos. Nuevamente, tal como ocurre desde 2012, en este ejercicio tampoco se prevén ingresos vía préstamo (salvo uno concertado con IVACE, condición necesaria para acogerse a una subvención, reembolsable). Así, será el segundo presupuesto municipal que arranca a 1 de enero con una deuda municipal de 0 € (frente a los 4.491.767,36 € de junio de 2011 o los aproximadamente 2 millones de € de diciembre de 2016).

Las cuentas para el 2021 serán aproximadamente un 15% más elevados que los de 2020, consecuencia principalmente de la inclusión de los casi 1.100.000 € por las actuaciones subvencionadas con el Plan Edificant, de rehabilitación del CEIP Trinquet.

Otros dos factores condicionarán el presupuesto 2021: el importante aumento del capítulo de recogida de residuos y, como no, la situación a que nos ha llevado la crisis sanitaria de la Covid.

En cuanto al primer factor, el año pasado, durante el debate de presupuestos para 2020, ya advirtió Sergi Ferrús, Concejal de Hacienda y Alcalde de Pedreguer, que "a partir del año que viene tendremos que plantearnos la posibilidad de aplicar algún aumento de la tasa de recogida (tengamos en cuenta que hasta 2019 Pedreguer ingresaba por el concepto de recogida 560.793,83 y gastaba 728.522,30, cubriendo el 76,98% del gasto; a partir del 2021, esos ingresos, si no suben, serán los mismos, mientras que el gasto será de 1.141.522,30, cubriendo el 49%). Al mismo tiempo, y a pesar de ello y de la pérdida de otros ingresos, hemos conseguido seguir ofreciendo todos los servicios, aumentando algunas partidas que encontramos primordiales ". En concreto, en cuanto a gastos, Pedreguer, invertirá en ese concepto el próximo año 956.985,42 € en recogida, limpieza viaria, y tratamiento y transporte de residuos, más 294.573,38 € en aportaciones a los consorcios de residuos [en total 1.251.558,8 €], mientras que los ingresos por la tasa de recogida serán de 670.219,05 €, que cubrirá el 70% del primer concepto (recogida, limpieza viaria y tratamiento y transporte de residuos).

Pero lo que realmente condicionará 2021 serán las consecuencias que se van a sufrir aún varios meses por la crisis provocada por la pandemia y en ese sentido las cuentas que lleva el equipo de gobierno a su consideración intentan paliar esas consecuencias. Por eso no sólo mantienen, como en años anteriores, los cuatro ejes principales (las partidas destinadas a bienestar social -ayudas sociales, subvenciones a asociaciones sociales sin ánimo de lucro, igualdad, enfermería escolar, contribución a la MASSMA, aportación a la Cruz Roja , ayuda a los refugiados y el tercer mundo, en la Residencia o becas para estudios superiores; el fomento del empleo; la cultura y la educación -programación cultural y juvenil, convenios con asociaciones y entidades culturales, actividades y talleres extraescolares o las ayudas para la realización de estudios superiores), sino que incrementan la cantidad, concretamente en cuanto a bienestar social, enfermera escolar, plan de empleo municipal o igualdad y políticas inclusivas y se crea alguna partida nueva como la de ayudas al comercio local, profesionales y autónomos o la de productos farmacéuticos y material sanitario para hacer frente al gasto en medidas contra la Covid. También está previsto mantener la exoneración de pago por parte de locales de restauración de la tasa por ocupación de vía pública con mesas y sillas.

Esto repercutirá a la baja en las partidas no esenciales, como las de fiestas, en el que se propone una bajada del 20%, que, por otra parte, y dadas las circunstancias, tampoco afectará en gran medida a su desarrollo, por cuanto tampoco se espera que puedan celebrarse los eventos festivos con el mismo esplendor y participación que durante los años anteriores a la crisis sanitaria.

Se contempla la subida del 0,9% prevista para toda la plantilla municipal, aunque no aplicarla al salario de los cargos políticos, que queda congelado.

Finalmente, también han sido consignadas las 3 propuestas ciudadanas con más votos surgidas de los presupuestos participativos (concurso de ideas para convertir el centro urbano en zona peatonal, revestimiento del patio del CEIP Alfàs y adecuación del asfalto y terminar las aceras de la Avenida Juan Carlos I hasta el puente de la autopista).

Por otra parte, las cuentas que se proponen permitirán llevar a cabo otras actuaciones, como un proyecto para el alumbrado de la Sella, una revisión de la RPT, la digitalización del archivo, la evacuación de pluviales en Plaza l'Amistsat, bombas de la Solana, un etilómetro para la policía local o la adquisición de un equipo de sonido para el Rockòdrom, sin olvidar los dos proyectos de las actuaciones previstas en el Plan Planifica de la Diputación, los pluviales de la Plaza mayor y el futuro museo de la antigua nave Vicosta.

Otros puntos aprobado en la última sesión plenaria del año fueron la ordenanza fiscal reguladora de la tasa de derechos de examen, con el voto a favor del equipo de gobierno, la abstención de la CUP y el voto en contra de socialistas y populares; la modificación de las dedicaciones parciales de dos concejalías, que pasan a ser del 50% (eran del 30 y el 40, respectivamente), con el voto a favor del equipo de gobierno y el voto en contra del resto de grupos; y el cambio de nombre de la Avenida Juan Carlos I y la Calle Alicante, que pasarán a llamarse Avenida de Valencia y Calle de las Barxeres, respectivamente. Este punto tuvo el voto favorable de todos los grupos, excepto el popular que votó en contra.

 

Regístrate en nuestro NEWSLETTER y recibirás las últimas noticias del municipio en tu correo electrónico.

Podràs darte de baja en cualquier momento.


2 + 1 =